PARVIROSIS UN FLAGELO ESTIVAL

El parvovirus o simplemente parvo como solemos escuchar o decir es una infección causada por un virus sumamente contagioso que afecta principalmente el tracto gastrointestinal de los cachorros, perros adultos mayores y otros PERROS salvajes que en general no se encuentran vacunados o con su plan de vacunación completo.
Los signos del parvovirus canino son: pérdida de apetito, vómito, deshidratación, letargo, depresión, diarrea ensangrentada y heces descoloridas y de mal olor.
El parvovirus es un virus que normalmente ataca el sistema intestinal canino. El virus puede también atacar el corazón, pero esa forma de parvo es extremadamente rara. Sin embargo, cachorros infectados con parvovirus de menos de dos semanas de edad, pueden desarrollar miocarditis, inflamación de los músculos cardíacos, generalmente conducente a falla cardíaca – y muerte desde las 6 a 8 semanas de nacidos.
El parvovirus es transmitido a través de la materia fecal y vómito de perros y cachorros infectados.
Es un virus altamente resistente capaz de soportar calor, frío y los desinfectantes más comunes. En realidad, el parvovirus es tan resistente que puede vivir en la materia fecal alrededor de dos semanas y puede existir en el ambiente como en pisos y jaulas por muchos meses.
Es fácilmente transmitido a través de las manos, ropa y zapatos de cualquier persona que entre en contacto con el virus.
Tanto en casas de familia o lugares como refugios, criaderos y pensionados, existen normas muy claras y prácticas para mantener la desinfección y el control por re contagio entre animales.
Estas normas no siempre son 100% efectivas ya que una que ingresó el virus al ambiente se hace complejo su control.
Para ello debemos desinfectar todas las superficies (pisos, muros y jaulas) con un producto probado y efectivo contra bacterias y virus, como el cloro con amoniaco.
Debemos sacar los animales, la cama y todos los recipientes de comida y agua de la jaula. Asegurándonos de lavar la cama con un desinfectante, removiendo todo deshecho sólido, como materia fecal, pelaje y orina evitando salpicar otros espacios o jaulas lindantes si estamos en un refugio de mascotas.
Es imprescindible el uso de un cepillo para refregar las jaulas y sus barrotes, dejando la solución actuar durante un mínimo de 20 minutos.
Antes de volver a introducir el animal la jaula o el espacio desinfectado como un ambiente en una casa debe estar perfectamente seco.
Si estas colaborando en un refugio no utilices hidro lavadoras ni limpiadores de vapor de alta presión, ya que así pueden desprenderse partículas y ser inhaladas por otros animales.
Una vez que hiciste la limpieza general, todo lo que hayas usado debe de estar perfectamente limpio con la misma solución de cloro y amoníaco.
Cuando concurras a cualquier veterinaria tu cachorro no debe estar en contacto con el suelo u otros perros que estén en sala de espera, no sacarlos de paseo ni estar en lugares públicos donde la gente lo toque sin el previo lavado de manos.

Un equipo de veterinarios te espera para evacuar tus dudas y vacunar a tu mascota para que esté protegida toda su vida!

Gracia por elegirnos!

Hipólito Yrigoyen 1080  Gral. Pacheco   tel. 4736-0707/8882

Lunes a sábados de 9 a 20 hs

Share:

You may also like

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *