BAÑO EN SECO, DIFERENTES OPCIONES Y UNA CORRECTA FORMA DE HACERLO

¿Tu perro o tu gato necesita un baño? Está enfermo o tiene alguna herida? No querés mojarlo o no tenés el tiempo suficiente para llevarlo a la peluquería.
Entonces es hora de conocer el BAÑO SECO, posiblemente es la solución!
Esta forma de bañar a una mascota es apta también en caso de que haga mucho frío o le tengan pánico al agua. Pero esta alternativa de la higiene no es tan eficaz como bañarlos con agua, por lo que si el pelo está muy sucio o huele muy mal deberemos recurrir al baño tradicional y mojarlo.
El baño en seco nos permite mantenerlos limpios de forma más fácil y cómoda entre los lavados más profundos con agua. De hecho, nos ayudará a ampliar la frecuencia con la podemos hacerlo. No obstante, no hay que olvidar que el baño con agua es uno de los cuidados imprescindibles para su salud y que debemos bañarlos desde que es un cachorro para habituarle al aseo desde el principio.
Pero como se hace?
Cepilla a tu mascota antes del baño: esto no sólo nos permite quitar el pelo suelto, sino que también ayuda a eliminar nudos y enredos en el pelo que puedan provocar focos de suciedad concentrada. Además, facilitará el resto del aseo con el shampoo seco.
Aplica el champú en seco después del cepillado: este tipo de champús se pueden aplicar directamente sobre el pelo o bien utilizando un paño húmedo.
Para ello necesitas humedecer un paño de algodón con agua tibia y pasárselo por el pelaje. Después, imprégnalo con el champú en seco y aplícalo por el pelo desde el cuerpo y las patas hasta la cabeza. Es posible que algunos de estos champúes necesiten dejarlos unos minutos para conseguir mejor acción, por eso es importante que consultemos las instrucciones de estos productos antes de utilizarlos.
Elimina los restos de champú seco: volvé a cepillarlo para retirar los posibles restos o excesos del shampoo, asi como también ayudará a secarle el pelo a nuestra mascota en caso de haberlo humedecido.
Además nos permitirá eliminar posibles enredos que se hayan creado durante el baño en seco del perro. Si no lo hacemos correctamente, tanto al principio del baño como al final, existe el riesgo de tener que cortarle el pelo porque los nudos serán demasiado fuertes y difíciles de peinar.
Consulta a tu veterinario que producto es el adecuado, con o sin pulguicida, hipoalergénico o de uso frecuente.
Una opción fácil y rápida para higienizar a NUESTRA MASCOTA!

Share:

You may also like

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *