CAMBIO DE PIEZAS DENTALES EN CACHORROS

Los cachorros, igual que los niños, cambian sus dientes de leche por otros definitivos.

Al igual que los niños humanos, los cachorros tienen menos dientes que los perros adultos. Los cachorros tienen 24 dientes que aumentan hasta 40 cuando se hacen adultos. Esto se debe a que los perros jóvenes no tienen premolares.

Los cachorros cambian su dentadura entre los 5 y los 9 meses de vida pero, a diferencia de lo que ocurre en los chicos este proceso pasa desapercibido, ya que en muchas ocasiones el cachorro se traga la pieza dental  a sustituir y además no expresa su dolor o su incomodidad durante el proceso.

Sin embargo en muchas ocasiones ese sufrimiento existe, por lo que, para mitigar el dolor, los perros recurren a morder todo tipo de objetos. En ocasiones este dolor puede ser tan intenso que se hace conveniente acudir al veterinario para retirar el diente de leche y dejar paso a la pieza dental definitiva.

En muchos casos, al romperse la encía el cachorro sangra. No te alarmes, es muy común y forma parte del proceso de dentición. pero hay cachorros que sufren realmente este proceso: no solo gimen, sino que puede que se vuelvan apáticos, pierdan el apetito o, incluso, se vuelvan algo agresivos.

Tanto en el caso de cachorros que no sufran como los que si sufren molestias y dolores, es fundamental que evitemos las mordidas excesivas. No permitas que te destroce las manos o los tobillos ni que utilice objetos personales para calmar el proceso de dentición.

En su lugar, enséñale qué objetos puede morder: en las tiendas para mascotas se ofrecen infinidad de juguetes y huesos de cuero con los que tu cachorro podrá calmar su frustración.

Cuantos más objetos dejes aptos para morder, mejor, tu cachorro necesita calmar esas molestias, por tanto, evita retarlo y, a cambio, ofrécele los objetos que puede roer, masticar y morder.

Por otra parte, si observas que tu cachorro muestra síntomas como: apatía, inapetencia, diarreas, gemidos, etc. no dudes en acudir a tu veterinario para que pueda administrarle alguna pomada para las encías o calmante que pueda aliviar el dolor del cambio de dientes. También es importante que observes cómo van creciendo y cómo se alinean: si observaras que los dientes no tienen espacio para salir o salen en una segunda fila, no dudes también en acudir al veterinario para que pueda poner solución a estos pequeños problemas que en un futuro pueda agravarse.

Gracias por elegirnos!

TE INVITAMOS A CONOCER NUESTRA TIENDA ON LINE!

 

Share:

You may also like

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *