CUANDO MUDA EL PELAJE MI PERRO?

Prontamente estaremos comenzando la primavera, es habitual cuando llega la época de calor encontrar pelo de nuestro perro por los rincones más insospechados de la casa. Esto tiene un nombre: la muda.
El perro muda generalmente el pelo dos veces al año – en primavera y otoño, en– debido a los cambios de la luz estacionales y de temperatura. Pero si viven dentro de casa en una temperatura cálida debido a la calefacción, pueden seguir perdiendo pelo (en menos cantidad) durante todo el año.
El manto canino, preparado para soportar diferentes condiciones climáticas, está compuesto por dos tipos de pelo, el pelo mas largo y grueso, y el vello corto y lanoso, que constituye el subpelo.

La muda les sirve para adaptarse al cambio de temperaturas. Es un proceso natural donde el pelo muerto cae dando paso al nuevo. Este sistema les protege del frío en invierno y del calor en verano.
Hay razas más proclives a la caída del pelo, como el pastor alemán, dónde la muda es evidente. Normalmente los perros de raza grande, sobre todo si viven en el exterior, tienen una gran cantidad de pelo que mudar; pero hay otras razas que mudan muy poco, como el maltés o el Yorkshire y perros que no mudan el manto entero nunca, como los caniches. Muchos son los propietarios que llegado el verano, y en vista de la cantidad de pelo que suelta su perro, deciden llevarlo a la peluquería para que lo pelen.
Esto es un error: Dejar a un perro con el pelo muy corto lo desprotege del viento, del frío e incluso del calor, pudiendo llegar a producirse quemaduras del sol en la piel, manchas cancerosas, alergias, y un malestar general haciendo que sus propios compañeros de jauría lo desconozcan y los ataquen.
Para no sufrir tanto en casa las consecuencias de la muda, podemos llevar al perro a la peluquería cada quince días: en la peluquería canina disponemos de todas las herramientas; desde cepillos especiales a secadores de alta potencia que arrastran todo el pelo sobrante.

Aprovechá el paseo y, cada dos días, cepillalo en un parque o en jardín de casa. A él le parecerá más relajante y vos no tendrás que preocuparte de ir persiguiendo bolas de pelo por toda la casa.

El pelo que suelta tenés que juntarlo y descartarlo para evitar que produzca alergia a alguien de la casa, si muda mucho pelo ponete un barbijo y guantes, si es que sabés que sos alérgico a los ácaros que tienen en su piel y pelo.

– Usar champús especiales para perros de buena calidad: un manto sano muda (y huele) menos que un manto descuidado.
– Darle una alimentación de calidad: Los perros alimentados con gamas bajas pobres en proteínas, tienen muchos más problemas de piel que los perros alimentados con alimentación de calidad.

El cepillado frecuente mantiene la piel sana y ventilada todo el año, protegiéndolo de los cambios climáticos, asegurando que su piel esté sana y fuerte.

Gracias por elegirnos!

Te invitamos a conocer nuestra TIENDA ON LINE!

Share:

You may also like

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *