LOS PERROS ADULTOS PUEDEN SER EDUCADOS A PESAR DE SU EDAD Y COSTUMBRES

Mucha gente piensa que es imposible educar a un perro adulto y eso no es cierto. Todos los perros adultos son capaces de aprender perfectamente incluso aquellos perros que ya han pasado su etapa de cachorro.

También hay gente que tienen miedo de que sea difícil adiestrar un perro adulto. Un perro adulto no tiene por qué ser más difícil que adiestrar a un cachorro.

La verdad  es que adoptando un perro adulto evitaras muchos inconvenientes que los cachorros tienen, como por ejemplo,  que se entretengan con facilidad o la incontinencia a la hora de hacer sus necesidades.

La principal norma que debemos saber para educar bien a un perro adulto  es recompensarlo siempre que haga las cosas bien y no tener en cuenta su edad.

Un perro viejo o adulto debe ser capaz de quedarse mucho más tiempo en un sitio y prestar más atención que un cachorro.

A la hora de educarlo hay normas que podemos tener en cuenta y objetivos que tendremos que tener en claro para una buena convivencia.

Dentro de lo que llaman educación canina básica, encontraremos esos objetivos a los cuales apuntaremos como: Socializarlo si es que estuvo recluído o con poco contacto con personas y otros animales. Para ello tendremos que sacarlo a pasear varias veces al día, también asi aprenderá a hacer sus necesidades fuera de su nuevo territorio.

Ayudarlo a inhibir algún intento de mordida, usar correa y collar, prestar atención o educarlos para ir en un vehiculo, todas son normas que requieren de trabajar mucho con el animal y que a veces puede necesitar la ayuda de un entendido en comportamiento para guiarte y ayudarte a no cometer errores en su adiestramiento.

Como recomendación general tendremos que saber algunas cosas que son muy importantes

  • Todos los perros necesitan hacer ejercicio físico, aunque no seas consciente de ello. El ejercicio físico evita que un perro se ponga a ladrar, nervioso o rompa cosas.
  • Es recomendable que pongas normas y que tengas claro lo que aceptas o no de tu mascota. Te gusta que se suba al sofá, permitíselo y si no querés que se suba, no se lo permitas nunca, tenemos que evitar que se confunda y no sepa cómo actuar.
  • Cuando haga las cosas bien prémialo con cariño y elogios. Recordá que los refuerzos positivos como mimos y golosinas son perfectos para ellos.
  • NO castigues a tu perro si ha realizado un destrozo o ha orinado dentro y no lo viste.  Los llamados de atención sólo pueden darse en el mismo instante en que lo están haciendo.
  • Tené paciencia cuando vayas a enseñarle algún ejercicio de adiestramiento. Si te sentís frustrado, descansa y seguí de nuevo mas tarde.

Espero lo pongas en práctica y sino tenes aún una mascota pensá en darle la oportunidad a aquellos que se encuentra en hogares de tránsito o protectoras en espera de un dueño como vos!

Gracias por elegirnos!

4736-0707/8882

 

 

 

Share:

You may also like

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *