LOS PERROS SUFREN DE ALZHEIMER?

Un perro mayor que muestra un cambio en la personalidad, olvida cosas, se desorienta, duerme de día y se despierta de noche, empieza a orinar o defecar en casa, aprende cosas nuevas con dificultad, interactúa menos con el propietario, no es simplemente mayor… Podría estar mostrando síntomas de lo que se conoce como el Alzheimer de los perros, éste término totalmente popular encierra lo que se llama Síndrome de Disfunción Cognitiva y es el responsable de los cambios muy marcados que aparecen en el comportamiento y en las capacidades cognitivas de algunos perros de edad avanzada.
La vejez trae un intenso proceso de degeneración del sistema nervioso central que no tiene nada que ver con el deterioro cognitivo normal que experimentan muchos perros mayores.
Al principio, los cambios en el comportamiento son casi imperceptibles y poco específicos, por eso no nos preocupamos, seguramente vos decis que se debe a su envejecimiento normal: Tal vez el perro puede estar menos activo, juega o se relaciona menos con su entorno social, y se muestra más ansioso de lo que solía ser antes.
Estos signos a menudo pasan desapercibidos hasta que aparecen alteraciones más evidentes
Se alteran sus relaciones sociales, deja de interesarle su familia, se muestra apático o de repente demasiado pegado a uno, muy dependiente. Ya no le interesa tanto tus cariños, ya casi no te saluda o no le importa salir de paseo.
Posee una alteración de los ciclos sueño, en general duerme más de día que de noche, o duerme demasiado.
Seguramente lo vas a notar muy desorientado, pierde de memoria y retraso en el aprendizaje. Muchos se pierden en su propia casa, anda dando vueltas sin saber qué hacer, queda como tildado frente a un objeto o no se atreve a hacer otro circuito diferente para esquivar algo.
La pérdida de memoria y el retraso en el aprendizaje se suelen detectar cuando el perro deja de realizar ejercicios conocidos, empieza a orinar y/o defecar dentro de casa, no reconoce personas o mascotas que forman parte de su entorno, o le cuesta aprender cosas nuevas. Ladran sin razón alguna.
Sin embargo, los perros afectados no muestran todos estos síntomas sino que cada uno muestra su propio conjunto de alteraciones del comportamiento, que van empeorando con el tiempo.
Los perros pueden desarrollar esta enfermedad a partir de los 7 años y según las estadísticas el 35% de los perros geriátricos sufren de Alzheimer.
Es una patología que en general el veterinario la presume, descarta posibles enfermedades neurológicas u orgánicas y luego con toda la información que vos le das más el envejecimiento, puede determinar que si sufre de este síndrome.
Una vez diagnosticada, esta patología ya no se puede curar. Simplemente lo ayudará a tener una mejor calidad de vida, a hacer que el avance sea más lento y seguramente te contendrá a vos para que puedas enfrentar la ancianidad de tu mascota.

Consulta a tu veterinario, la ciencia ha avanzado mucho en este campo, seguramente con la prevención de una alimentación sana, rica en nutracéuticos, que de hecho son el último avance de la tecnología alimentaria para mascotas, y tu concurrencia a la veterinaria en forma temprana, podrás acompañarlo con una mejor calidad de vida.

PROPLAN ACTIVE MIND – Conocelo aquí!

.

.

 

Share:

You may also like

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *