EL OLFATO DE TU GATO, CONOCE COMO FUNCIONA

Los gatos se caracterizan por tener una vista y un oído muy agudos, además de bigotes táctiles que los permiten desplazarse por la noche más oscura sin ningún problema.
Este sentido no está tan desarrollado como en los perros, y también tienen un olfato excelente, como sabes que convivís con uno de ellos.
Cuando nos acercamos a ellos para acariciarlos, nos huelen para reconocernos y, como buenos sibaritas, huelen la comida para asegurarse de que está en perfecto estado y de que gusto es lo que le ofrecemos.
Pero vos te imaginás ¿Cómo funciona este sentido en el gato?
La agudeza del olfato de los gatos viene de la mano de los 19 millones de terminaciones nerviosas y 67 millones de células olfativas que aparecen en sus fosas nasales, cifra impresionante si tenemos en cuenta que nosotros apenas excedemos las 5 millones de terminaciones olfativas, lo que significa que el olfato de nuestro gato es catorce veces mejor que el nuestro, aunque no supera al del perro, que es unas tres o cuatro veces mejor que el del gato.
Además, los gatos tienen lo que podríamos denominar un tercer sentido que involucra al olfato y al gusto y que tiene un receptor específico en la boca, el denominado órgano de Jacobson, que comparte con otras especies como los caballos y del que nosotros los humanos no poseemos.
Este órgano se pone en funcionamiento cuando el gato percibe ciertas moléculas en el aire, que son retenidas por los receptores de la lengua y pasan al órgano de Jacobson cuando el animal presiona la lengua contra el paladar.
Si observamos a nuestro gato cuidadosamente observaremos que, cuando olfatea algo, hace un gesto característico, arrugando el labio superior para enviar el olor a este órgano. Esta especie de mueca, denominada signo de Flehmen, lo podemos observar cuando captan el olor de las feromonas de las hembras.
La variedad de olores percibidos por el gato es amplia, pero se sabe que algunos aromas les resultan particularmente atractivos: por ejemplo el cloro, esa es la razón se acercan siempre a las zonas limpias de su hogar. Las feromonas, él hígado, la carne, las víceras de animales y otros olores de origen vegetal como la hierba gatera, la madera de olivos, valeriana, menta y el clavo de olor.
Tener un buen olfato fomenta LA COMUNICACIÓN FELINA, ellos utilizan los aromas para explorar, habituarse a nuevos entornos y también parece que lo utilizan para adquirir información sobre el medio ambiente, por ejemplo, si hay alguna hembra en celo, o si algún otro gato ya ha marcado ese territorio.
Los felinos adultos utilizan el sentido del olfato para identificar a aquellos que son de su familia y a los que no.
El ritual de reconocimiento olfativo consta de un acercamiento cara a cara en el que se huelen el rostro, posteriormente se olfatean la zona perineal; en ella el epitelio del saco anal contiene un tejido especializado en la producción y secreción de sebo, del que emanan olores únicos que ayudan a esta especie al reconocimiento social.
Pero no sólo el olor único de los sacos anales puede transmitir información: los gatos poseen lo que para algunos es considerado como un segundo olfato y está relacionado con las feromonas.
Las feromonas se secretan en diferentes partes del cuerpo y, dependiendo de la zona, cada una desempeña una función diferente; por ejemplo, algunas emiten señales territoriales, sexuales, apaciguadoras o de alerta. Y allí es donde interviene su órgano de Jacobson que activa receptores que inician la transmisión de la información olfatoria al cerebro, donde podés observar un cambio de comportamiento rápido que se produce inconscientemente sin que tu gato tenga ningún control sobre ello.
Se genera una llamativa conexión del cerebro con áreas del hipotálamo asociadas a comportamientos sexuales, alimentarios y de defensa.
Existen feromonas sintéticas felinas que pueden ser utilizados como apoyo en ciertos casos de alteraciones en el comportamiento de algunos gatos. En general es utilizado para hacer sentir a los gatos seguridad y confianza ya que transmite un mensaje tranquilizador, tal como si ellos hubieran marcado de forma positiva el espacio donde hemos rociado con esta simil feromona.
Por ello te encontrarás que en algunas clínicas veterinarias utilizan estas feromonas con la finalidad de crear y favorecer un ambiente agradable para el paciente felino.

Mimalo con los productos de nuestra TIENDA ONLINE!

Share:

You may also like

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *