PEQUEÑOS CONSEJOS PARA LA SALUD DEL PELO Y LA PIEL DE TU MASCOTA

La piel es el protector natural del perro frente a agentes externos por eso es importante cuidar su salud para que el manto de pelo proteja al animal del viento, el frío o la lluvia. Cuida a tu mascota con una buena alimentación e higiene, un cepillado diario evitará la aparición de nudos o apelmazamiento de pelo que impiden a la piel transpirar bien.
El exceso de humedad, la calefacción o un cepillado incorrecto pueden dar lugar a dermatitis, peladuras en la piel o exceso de caída del pelo. Un pelo sano va unido a una piel sana, por eso debemos cuidar ambos aspectos para que nuestro perro esté bien protegido en invierno.
Al salir a la calle en estas épocas de frío, sobre todo en perros pequeños y de pelo corto, podemos proteger su manto con alguna prenda o un pilotín, estas prendas evitarán que penetre un exceso de frío y humedad.
Peinalo bien antes de ponérselo para evitar nudos y después del paseo en casa debemos sacarle la ropa y volver a emprolijar su pelo cepillándolo nuevamente.
Utiliza un champú específico para su tipo de pelo y una mascarilla nutritiva para hidratar zonas concretas como las puntas, patas y barbas donde el pelo sufre más. El baño en invierno se recomienda con una frecuencia de un mes, podemos hacerlo en casa o acudir a una peluquería canina donde cuentan con mejores medios para tratar la piel y pelo.
Para facilitar el peinado, aplica un acondicionador nutritivo para el pelo antes de pasar el cepillo. Hay aerosoles bifásicos o con aceites esenciales que facilitan el peinado y ayudan al mantenimiento del pelo, ya que además de dar brillo al pelo crea una película protectora sobre el mando evitando que se adhieran el agua y la suciedad.
Después de bañarle o cuando esté mojado de la calle en días de lluvia es muy importante secarle bien para eliminar el exceso de humedad y evitar problemas en la piel como dermatitis. Usa primero una toalla y después el secador a temperatura y distancia media realizando movimientos constantes para evitar quemar el pelo o la piel.
En invierno no conviene pelarlos ya que pierden su protección natural. Conviene recortarle las puntas y dar forma al peinado sin dejarlo demasiado corto, recortando bien la zona de la panza, las patas y almohadillas para evitar que se acumule humedad.

SOLICITÁ TURNO PARA PELUQUERÍA: 

A TRAVÉS DEL CHAT DE NUESTRA WEB. o POR EL FORMULARIO DE CONTACTO 

POR WHATSAPP AL: 15-6606-5674

O TELEFONICAMENTE AL 4736-0707/8882/0244/1995

Share:

You may also like

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *