URGENCIAS DEL OIDO Y LAS OREJAS, que hacer?

Los cuerpos extraños (espigas, tallos, insectos…) Dentro del canal auditivo suelen ser la principal causa de urgencia en las clínicas veterinarias; provocarán un intenso dolor debido a la inflamación provocada por la acción mecánica de dicho cuerpo extraño en el canal; el animal sacudirá la cabeza con violencia, estará molesto e incluso mantendrá la cabeza ladeada hacia la parte afectada.

Cuando una lesión persiste en las orejas de nuestra mascota puede producirse un otohematoma . Las causas del otohematoma pueden ser variadas, desde un traumatismo casual o una limpieza de oídos demasiado exhaustiva, pero lo más frecuente es que sea una secuela del rascados enérgico y repetitivo por parte del animal.

Habitualmente estos rascados suelen deberse a molestias o infecciones del conducto auditivo, el oído interno o de ambos a la vez.

Esto suele ser más común en perros que en gatos.

¿Qué hacer?
Acudir inmediatamente al veterinario; si se debe a un accidente por un cuerpo extraño no pretendamos que salga por sí solo: no lo hará y lo máximo que conseguiremos será una importante infección secundaria.
Tampoco intentemos la extracción, a no ser que el cuerpo extraño se visualice directamente. Si no se ve y pretendemos extraerlo sin los medios indicados, es más que probable que introduzcamos aún más el cuerpo extraño, provocando lesiones más serias.

Si presenciamos un rascado continuo de las orejas, es muy probable que aparezca un otohematoma, éste requiere de atención inmediata dado que no solamente hay que drenar sus orejas sino que si no lo atendemos con la celeridad necesaria, su pabellón auricular podrá quedar deformado para siempre.

Como consejo preventivo:

A los perros de pelo largo hay que mantenerle  el pabellón interno de la oreja libre de pelos, no hacer limpiezas profundas de los oídos sin el debido conocimiento, para ello tu veterinario te enseñará a hacer lo que vos podés hacer en casa.

Protegé los conductos del oído cuando lo bañás, tratando que no entre agua en su interior valiéndote de tapón de gasa cuando lo higienices.

LOS PERROS CON OREJAS LARGAS, PULADAS O QUE VIVEN EN EL EXTERIOR DE NUESTRAS CASAS SON MÁS SUCEPTIBLES A LOS ACCIDENTES Y ENFERMEDADES DE LOS OÍDOS.

   GRACIAS POR ELEGIRNOS!

Share:

You may also like

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *