ADIESTRALO JUGANDO, ENSEÑALE A TRAER UN OBJETO QUE ARROJAS

A quien no le encanta lanzar un objeto y que nuestro perro nos devuelva la pieza en nuestras mano?

Alguno de nosotros tenemos en casa uno que lo hace en forma instintiva, nadie le enseñó, pero de alguna forma los hemos entrenado correctamente sin darnos cuenta.

Esta técnica se podes llevarla a cabo con éxito en un lapso de 5 días.  Si tu mascota esta bien predispuesta en 3 sesiones de 15 minutos por día puede aprenderlo.

Se comienza tomando un objeto grande y pesado, con el cual el perro no pueda jugar, como por ejemplo un trozo de madera o tronco.

Durante este aprendizaje no puede jugar arrojándole ningún objeto con el fin de que el animal lo traiga, esto confundiría al animal y entorpecería el proceso.

En primera instancia debemos enseñarle la orden para que tome el objeto con la boca: como por ejemplo AGARRALO , luego de varias repeticiones es posible que el perro se niegue a tomarlo, abrimos la boca y le colocamos el objeto, luego lo felicitamos calurosamente.

Luego lo ayudaremos a Mantener el objeto en la boca, colocando la mano debajo del maxilar y repitiendo la orden TENELO, asi varias veces hasta que comience a reconocer la orden.

Una vez que ya reconoce esa orden podés  enseñarle a que nos dé el objeto, con otra orden como DAMELO. Cada vez que el perro realice el ejercicio correcto, recompensarlo.

Cuando el perro ha memorizado esas tres órdenes AGARRALO – TENELO – DAMELO las reforzamos, repitiendo el ejercicio, siempre sentado a la hora de devolvértelo. Seguramente cuando tome un poco de confianza tratarás de sacárselo y no lo lograrás sin la orden aprendida.

Luego vamos a intentar que el perro tome el objeto del suelo, para esto comenzamos colocando nuestras manos con el objeto cerca de la boca, y nos aproximamos suavemente hacia el suelo. Esto es importante ya que debemos lograr una transición. Progresivamente alejamos la mano en el momento de dar la orden AGARRALO, luego nos apartaremos poco a poco del objeto, el perro debe traerlo. Luego debe lanzarse el objeto, que hasta este momento estaba fijo en el suelo, tratando de guiar al perro a distancia.

Una vez que se afianza en lo aprendido, podés cambiar el objeto por algo más liviano, su juguete preferido o una soga o pelota, todo sirve a la hora de jugar con tu querido amigo!

Nunca lo exhijas mas de la cuenta, ellos pueden prestar atención breves momentos, pero los resultados son geniales si vos tenés tiempo para ello.

.

.

          gracias por elegirnos!

Te invitamos a ingresar a NUESTRA TIENDA ONLINE y encontrá los mejores juegos para ellos!

 

Share:

You may also like

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *