PASEAR SIN TIRONEOS, CUIDANDO SUS CONSECUENCIAS

Un problema común que se encuentran muchas personas a la hora de pasear a su perro es que este tira DEMASIADO de la correa.

A  vos te habrá pasado de salir a pasear y no poder controlarlo, no solamente te arrastra sino que él mismo se ahoga y casi no puede respirar, que aprendan a pasear con su correa y collar, no solamente es una comodidad a la hora de pasear, si no porque la presión del collar en el cuello puede provocarle graves problemas de salud.

Cuando el perro tira de la correa, el collar le aprieta. El cuello es un lugar muy sensible, con muchas terminaciones nerviosas, varias glándulas importantes para su salud, arterias… Además del sitio donde encontramos el esófago y la tráquea. La presión prolongada del collar en estas zonas puede dañarlas, afectando a la salud en general.

Esta es la primera razón por la que se recomienda usar un arnés o pretal en vez de un collar. Si el perro tira con el arnés, la presión la recibe el pecho y el esternón. Estos son huesos, y no  partes blandas de su cuerpo.

Los perros que tiran de la correa tienen casi siempre problemas de espalda. La presión del collar en las vértebras puede dañar el resto de la columna vertebral. Prácticamente todos los perros que no saben pasear sin tensión, con la postura forzada de ir empujando, tienen contracturas en la espalda u otros problemas musculares.

Si, además de los tirones del perro, los propietarios le damos de vez en cuando algún tirón para corregirlos, el golpe del collar en el cuello va directamente a las terminaciones nerviosas. Estas se alojan en el cuello, y se reparten por toda la médula espinal. Todo esto provoca un calambre que baja por la columna vertebral y se ramifica en todas las extremidades.

También pueden llegar a aparecer hernias o pinzamientos en la médula espinal, que a veces derivan en problemas neurológicos.

Como si fuera poco en cuello es una zona muy sensible que guarda glándulas hormonales, como la tiroides. La presión puntual o constante encima de estas glándulas provocan que dejen de funcionar correctamente, generando problemas graves en la salud general del perro. Además, pueden verse afectados los sistemas linfático, circulatorio y nervioso, o aparecer enfermedades autoinmunes.

Pueden aparecer muchos problemas de salud relacionados con tirar de la correa. Los más evidentes son los problemas respiratorios y la aparición de tos crónica. La tráquea está constantemente presionada y forzada. El perro, cuando tira, no puede respirar con normalidad. Incluso puede que el cerebro reciba menos oxígeno del que debería. Puede llegar a aplastarse la tráquea.

Son frecuentes los problemas en los ojos, sobre todo los relacionados con el aumento de la presión ocular.

En la piel también pueden aparecer daños: irritación, dolor, heridas o falsas alergias de piel debidas al roce continuado del collar.

El uso de un buen collar, acolchado, ergonométrico, adaptado al largo y ancho del cuello es lo que debemos elegir a la hora de adquirir un collar,  debemos educarlo desde pequeño a usarlo y además a pasear con la correspondiente correa.

Si no se adapta, recurriremos a un pretal de iguales características, tanto el collar como el arnés se va renovando a medida que nuestro perro va creciendo, tal cual el número de calzado que usamos nosotros de pequeños a adultos.

Y también pensá en vos, tus articulaciones, cuello, espalda, si tu perro es de tamaño grande y tiene mucha fuerza utilizá una correa con amortiguación de tirones, vos también tenes que cuidarte!

  LA EDUCACION COMIENZA DESDE CACHORRO! CON AMOR Y PACIENCIA!

TE INVITAMOS A CONOCER NUESTRA TIENDA ONLINE! ENCONTRARÁS LOS MEJORES PRODUCTOS PARA TU MASCOTA!

Share:

You may also like

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *