CANCER, UNA ENFERMEDAD CON POSIBILIDADES DE SOBREVIDA, ACTUEMOS A TIEMPO

La noticia de un diagnóstico de cáncer en nuestro perro o gato genera miedo, ansiedad, dudas… De repente, el futuro se vuelve borroso y aparecen un montón de incertidumbres y  miedos: dolor, quimioterapia, vómitos, eutanasia…

Para comprender mejor qué podemos esperar ante un diagnóstico de cáncer podemos informarnos acerca de que es el cáncer, por qué aparece y qué opciones hay para combatirlo.

Comunmente podemos pensar en la piel, que como todo tejido está formado por células, que actúan como células cutáneas, naturalmente la pies se desgasta y se renueva, se dividen y reproducen para reemplazar las que se encuentran dañadas.

En el cuerpo ocurren millones de divisiones celulares cada día (todos los tejidos cambian y se renuevan) y a menudo ocurre que aparecen errores en “las copias”. La mayoría de errores son intrascendentes, pero en algunas ocasiones estos errores provocan una célula con dos características especiales: no tiene el aspecto ni cumple la función del tejido original y puede dividirse sin control. A este fenómeno le llamamos tumor.

Como ejemplo una célula de la piel se divide erróneamente y “nace” una célula que no tiene aspecto de piel y que se divide sin control, es allí donde observaremos un bulto en la piel, lo que comúnmente llamamos tumor, Si esas células tumorales no son capaces de viajar a otros tejidos se trata de un tumor benigno, si en cambio pueden viajar a otros tejidos  tienen la capacidad de hacer metástasis, lo que conlleva a un tumor maligno o cáncer.

En otro ejemplo, un tumor de mama benigno crecerá sin control, llegando a ser un bulto enorme que puede incluso llegar a ulcerarse, pero que no matará al animal si lo tratamos prudentemente.

Sin embargo, un tumor mamario maligno será un bulto en la mama, pero además las células tumorales viajarán hasta el cerebro y los pulmones, lo que provocará síntomas graves y finalmente la muerte del animal.

Siempre nos preguntamos que factores hacen que algunos animales puedan padecer de cáncer o no y esto obedece a 3 factores principales, la edad, porque suele aparecer en edades avanzadas, a factores genéticos heredados de sus antecesores o a factores ambientales, como la radiación, productos contaminantes y exposición a  productos químicos, como combustibles y aceites.

Cada tipo de cáncer tiene un pronóstico y un protocolo de tratamiento distinto. Por eso el primer paso es realizar un estudio anatomo patológico que generalmente es una biopsia para determinar de qué tipo concreto de tumor se trata.

En general el diagnóstico precoz mejora muchísimo el pronóstico. Cuanto antes actuemos más probabilidades  tendremos de eliminar el cáncer, desde cirugía hasta tratamiento quimioterápico con drogas especificas y adecuadas a los diferentes tipos de cáncer,  no siempre la cirugía es único tratamiento indicado, a veces una combinación de ellos.

Muchos animales con cáncer pueden superar la enfermedad y continuar con su vida, otros no llegan a superarlo, pero ante el diagnóstico de cáncer en nuestra mascota debemos darnos un tiempo para asumir la noticia confiar en nuestro veterinario o pedir una segunda opinión si lo creemos  necesario.

Pero sobre todas las cosas tenemos que disfrutar de él y ser paciente y cumplidores con las indicaciones que recibamos de nuestro profesional.

Un equipo de Profesionales diagnosticarán, tratarán y acompañaran a las mascotas durante el proceso de la enfermedad, además de contener con afecto y conocimiento a sus dueños.

GRACIAS POR ELEGIRNOS!

 

 

Share:

You may also like

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *