HIGIENE DE LOS PERROS ARRUGADOS – TIPS PARA SUS CUIDADOS

Algunas razas caninas se caracterizan físicamente por tener numerosos pliegues en su piel, como el Carlino, el Bulldog o el Boxer. Ellos requieren una serie de cuidados especiales, ya que sin la atención adecuada pueden desarrollar ciertos problemas dermatológicos; la acumulación de bacterias y las irritaciones cutáneas en su piel.
Lo ideal es limpiar las arrugas de la piel del perro a diario. Debemos hacerlo con unas toallitas especiales para ello.
Existen toallas especiales que son suaves y no dañan la piel, ya que están libres de alcohol, pero los ácidos que contienen son capaces de eliminar toda bacteria en la zona. Hay que tener cuidado cuando nos aproximemos a los ojos, la boca y la nariz, pues los componentes de las toallitas pueden irritar estas áreas.
Tenemos que frotar estos pliegues lentamente, con suavidad, alcanzando todos los rincones. Por ello es importante que abramos bien cada pliegue con los dedos, para después pasar la toallita envuelta en el dedo índice y siempre dirigiéndonos hacia el exterior. Debemos procurar que todo el interior de cada pliegue quede húmedo.
La humedad puede ser realmente dañina para la piel de tu mascota, generando una serie de irritaciones como hongos u otras infecciones. Para evitarlo basta con secar cada pliegue con un pañuelo suave de algodón.
Cuando un perro es muy arrugado debemos distanciar los tiempos de bañado, lo ideal sería una vez al mes. Es recomendable usar un champú especial para perros de piel arrugada; podemos pedir a nuestro veterinario de confianza que nos indique cuál es el más adecuado en nuestro caso.
Después debemos enjuagarlo muy bien, asegurándonos de que no queden restos del producto entre sus pliegues, y por supuesto, secarlo a fondo finalmente.
Lo que tenemos que evitar por encima de todo es lavar al animal con productos que no sean específicos para perros, ya que pueden ocasionar grandes daños.

GRACIAS POR ELEGIRNOS!

TURNOS DE PELUQUERIA : AL 4736-0707/8882  WHATSAPP 15-6606-5674

Share:

You may also like

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *