IMPORTANCIA DE LA LIMPIEZA DE OIDOS FRECUENTE

Una buena higiene siempre es necesaria, no sólo para mantener una excelente apariencia, sino también para evitar enfermedades. Los oídos son, en los perros, una de las partes del cuerpo más importantes. Y también deben mantenerse limpios.

Si tenemos en cuenta donde están situados es evidente que pueden llenarse de suciedad y bacterias. Por ello los cuidados en materia de higiene debe ser parte de la rutina de cuidados semanales que debe contar nuestra mascota.

La limpieza no es difícil y por ello no tenemos que tener miedo ya que hay razas que por la particularidad de sus orejas son propensas a tener más cerumen y olor, sobre todas aquellas especies que tienen sus orejas caídas.

Vos me preguntarás como hacemos una limpieza prudente y efectiva, sin lastimarlos o irritarlos, ese es el miedo más común que tenemos a la hora de higienizarlos.

Tené en cuenta que en el caso de que haya un material de color amarillo, gris o marrón claro, o presencia de sangre, se debe acudir al veterinario con el fin de realice una limpieza del conducto auditivo. Ahí sí es probable que  la situación sea un poco más grave de lo que pensábamos.

También debemos  estar atentos ante parásitos o garrapatas, las cuales suelen alojarse en las orejas de los perros para no ser encontradas con facilidad. También es posible que encontremos otros elementos como pedazos pequeños de pasto o semillas que pueden llegar al lugar por accidente, que es muy común encontrar en aquellos que viven en casa con mucho parque o campo.

Muchas veces veremos que existen infecciones, por bacterias u hongos, debido al mal olor que desprenden sus orejas, a las secreciones de color marrón verdosa, o por cualquier otro indicador inusual que podamos ver.

En esos casos la consulta veterinaria es lo indicado para poder aparte de limpiarlos indicar algún tipo de tratamiento.

Una vez que tenés en claro que nada de esto sucede podemos comenzar a limpiar sus oídos.

Hay varias formas de hacerlo: es posible comprar productos para limpieza de oídos que se adquieren en la farmacia veterinaria, o hacerlo de forma casera con una mezcla de alcohol y vinagre de manzana, ambos a temperatura ambiente. Impregnando una gasa en forma moderada, limpiando en forma suave las paredes del oído sin introducir ningún elemento como palito, pinza o algo que pueda lastimarlos.

Aunque nos hemos fijado en la parte interna del oído, no hay que olvidar que la parte externa también es importante. La limpieza de las orejas también es importante, aunque esta se puede hacer con mucha más tranquilidad con solo un poco de agua. Sin duda, el proceso mucho más sencillo.

Recuerden   que es recomendable realizar la limpieza de oídos al menos una vez a la semana. De esta forma no solo le daremos una mejor salud auditiva a nuestra mascota, sino que también le ayudaremos a escuchar mejor!

Gracias por Elegirnos!

Encontrá este y muchos productos más en nuestra TIENDA ONLINE! 

 

Share:

You may also like

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *