TIPOS DE MORDIDA EN PERROS

Si tenés un perro, quizás una de las mayores preocupaciones que podés tener es que muerda a alguien, cosa que no te gustaría y menos al mordido.
Pero, ¿cómo muerde tu perro? En este caso la dentadura, así como el tamaño de la boca, juega un papel muy importante a la hora de valorar el tipo de mordida que puede dar, cosa que puede ser de diferentes formas.
Formas que son normales en algunas razas y otras que obedecen a forma totalmente anormal.
Mordida en tijera. Esta es la habitual de todos los perros siempre que tengan una buena dentadura. Lo que hace es que los incisivos superiores rozan los inferiores mientras que los caninos superiores cierran esos incisivos (así hay un mayor agarre). Este tipo de mordidas suele ser más en razas como el rottweiler. Es una mordida totalmente normal.
Mordida en pinza. Es un tipo de mordida donde los dientes chocan entre sí y la boca se cierra de manera paralela. Al igual que la anterior, en este caso los caninos se cierran igual que en tijera pero los incisivos suelen desgastarse mucho más que en otro tipo de mordidas porque, al frotarse, se los van deteriorando.
Mordida prognatica. Es un tipo de mordida más para varias especies que tienen los incisivos inferiores adelantados y, al cerrar, los dientes de abajo se quedan más avanzados que los de arriba. Como por ejemplo el Dogo de burdeos.
Esta mordida conllevaba problemas respiratorios (paladar blando, constricción nasal, estrechamiento de fosas nasales, reducción de la capacidad refrigeratoria del aire) y problemas con las piezas dentarias, que en general son de una calidad inferior y de menor tamaño, además la mala alineación de los premolares y molares que impiden la correcta masticación al no coincidir óptimamente los de arriba con los de abajo.
Mordida Enognatica. Al contrario que la anterior, los incisivos se van hacia atrás y quedan envueltos con los de arriba. No hay una raza que podemos decir es la habitual porque depende mucho del perro pero a menudo suele pasar en los pequeños. Esta mordida es la opuesta al prognatismo y si la mandíbula inferior se encuentra muy atrasada se la considera una mordida defectuosa.

Qué consecuencias puede traer?
Lesiones en la boca: Mordida de perro a menudo hace que los dientes de la mandíbula inferior para golpear el techo de la boca. Esto puede causar daños a los tejidos blandos, tales como el paladar, e incluso mejillas. Esto no sólo trae malestar, sino también puede dar lugar a infecciones.
Dificultad comer: Los perros utilizan sus incisivos y caninos para recoger y agarrar los alimentos antes de triturar y masticar lo mismo con los premolares y molares. Los dientes desalineación que es típico en un perro con sobre mordida puede por lo tanto causar dificultad para comer.
La placa y el sarro: los dientes desalineados también someten al perro afectado a un mayor riesgo de acumulación de sarro y la placa. Esto lo podes observar a menudo con mal aliento que se produce en su boca.
Enclavamiento dental: Este es un problema anatómico está caracterizado por un crecimiento asimétrico de los lados izquierdo y derecho de la mandíbula superior. Cuando un perro sufre de enclavamiento dental los caninos inferiores son atrapados por los superiores, por lo cual estos caninos muchas veces son extraídos para que sus mandíbulas se corrijan y el resto de sus dientes crezcan en forma natural.
La ortodoncia canina no está muy difundida, ya que en muchos casos las malas mordidas no producen serios riesgos, la estética tal vez sea lo que primero miramos,
Cuando detectamos que nuestro perro no muerde correctamente es importante consultar al veterinario, que seguramente te dará las recomendaciones para cuidar su dentadura y te ayudará a controlar las posibles consecuencias.

Gracias por elegirnos!

Te invitamos a conocer nuestra TIENDA ONLINE! y encontrar todo lo que tenemos para tu mascota.

 

Share:

You may also like

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *