NORMAS DE SALUD PARA LA PREVENCIÓN DE LA RABIA EN ARGENTINA

Te informamos cuales son las normas y procedimientos para la vigilancia y control de la Rabia.

Ministerio de Salud  – Presidencia de la Nación Argentina

Educación para la Salud:
Por este medio las personas comprenden la gravedad de la enfermedad, las responsabilidades que implica la tenencia de mascotas y la importancia de interrumpir la cadena de transmisión de la rabia, vacunando perros y gatos que son los principales reservorios domésticos. Se trata de motivar a los miembros de la comunidad para que tengan mayores conocimientos de la situación de la rabia en su región, así como la importancia de reportar cualquier accidente de posible exposición a virus de la rabia y  de acudir con prontitud a las instituciones de salud .

Es sumamente importante que los individuos ante un accidente de presunta exposición a virus rábico, consulten en forma inmediata al servicio especializado, y luego cumplan estrictamente las indicaciones y tratamiento según normas. Con respecto a las mascotas se debe informar convenientemente que una sola vacunación no es suficiente, que debe ser anual y de por vida, y que dejar al perro suelto en la vía pública puede ser de riesgo, ya que puede ser agredido por un animal rabioso como también morder a las personas.
a) Informar al público sobre: * La importancia de la rabia como problema de salud pública. * El riesgo de los perros no vacunados y otros animales en la cadena de transmisión. * Los riesgos locales y las medidas de prevención.
b) Impulsar las actividades para el control de los reservorios.
c) Fomentar la responsabilidad personal y social de vacunar a perros y gatos.
d) Exhortar a la población para que notifique en forma inmediata ante las autoridades competentes la presencia de animales sospechosos de padecer la rabia.
e) Instruir a la población sobre las medidas inmediatas a seguir ante la agresión de un animal y promover que las personas expuestas al virus de la rabia acudan a los establecimientos de salud para recibir la atención médica oportuna, según lo requieran.
f) Informar sobre la obligatoriedad de los propietarios o poseedores para que vacunen contra la rabia a sus animales que se encuentran en riesgo de contraer la enfermedad.
g) Capacitar al personal médico y paramédico en relación al tratamiento antirrábico en general y medidas profilácticas.

Prevención y control de la rabia en las especies domésticas

Para alcanzar este objetivo es fundamental establecer una serie de medidas higiénicas y sanitarias orientadas a controlar satisfactoriamente la enfermedad en sus principales reservorios domésticos: los perros y gatos.

Dichas medidas contemplan:
a) Vacunación animal extensiva, mediante programas permanentes de vacunación por lo menos una vez al año, considerando la situación epidemiológica de la región. El objetivo es vacunar un mínimo de 80% de la población canina de un área geográfica particular.
b) Control de la población animal susceptible a la rabia, estableciendo programas de control de la reproducción en perros y gatos, así como también captura y eliminación de los animales callejeros sin dueño y sin control, principalmente en situaciones de riesgo.  Ley Nacional Nº 22953/83,  Ley de la provincia  de Buenos Aires de Profilaxis de la Rabia
8056/73 y Dec. Reg. 4669 de la provincia de Buenos. Aires y Ley Nº 24836/97 (Convenio de Salud fronteriza Argentina-Paraguay).
c) Establecimiento de programas de cuarentena obligatoria y vacunación para todos los animales susceptibles procedentes de regiones donde exista rabia.

Vacunas antirrábicas de uso Veterinario

Las vacunas aplicadas por los organismos oficiales (salud pública, municipio) son gratuitas y deben aplicarse con una frecuencia anual.

Agente inmunizante:
Las vacunas antirrábicas de uso veterinario emplean como agente inmunizante el virus rábico inactivado. Todas las vacunas emplean a un descendiente del virus fijo producido en el laboratorio por Luis Pasteur.
Composición y características:
Actualmente hay disponibles 2 tipos de vacunas que se diferencian por el sustrato donde se realiza la replicación del virus:
Vacunas antirrábicas producidas en tejido nervioso de animales (ej: CRL).
Vacuna antirrábica producida en cultivos celulares (ej: BHK o NIL-2).
Presentación: frasco/ampolla monodosis o multidosis. El volúmen y la dosis dependen del laboratorio productor.
Conservación: dado que la CRL es una vacuna líquida, su estabilidad es buena si se la mantiene a temperaturas entre +2º y +8º C. En esas condiciones se mantiene estable durante toda su vida útil (1 año). A temperaturas mayores conserva su estabilidad pero disminuye su poder inmunogénico. La congelación la desnaturaliza completamente (pérdida de estabilidad y poder inmunogénico). La conservación de las vacunas comerciales debe realizarse de acuerdo a las indicaciones del laboratorio elaborador.

Inmunización de especies animales domésticas:
Tiene como finalidad controlar la rabia en la población animal susceptible.
Se vacunará a perros y gatos, reservorios de la rabia urbana.
La vacuna se aplicará a partir de los tres meses de edad en los animales con buen estado de salud aparente.
Los animales se revacunarán anualmente, o de acuerdo a las indicaciones del laboratorio productor.
Se usará la vacuna antirrábica tipo Fuenzalida–Palacios (CRL) o BHK (cultivo celular).
Las vacunas deberán conservarse y manejarse de acuerdo a los instructivos del laboratorio productor.
La vacuna será aplicada por personal debidamente adiestrado y supervisado por médicos veterinarios, por vía subcutánea en la zona de la parrilla costal y a la dosis indicada por el laboratorio elaborador según técnica de vacunación de animales.
Se entregará al tenedor responsable un certificado de vacunación por cada animal inmunizado.
Las campañas de vacunación comprenderán una fase intensiva de corta duración y máxima cobertura y otra permanente de mantenimiento para proteger a los animales que no fueron vacunados durante la etapa intensiva y a los nuevos susceptibles. Según la zona del país y su situación epidemiológica actual / histórica.
En la fase intensiva intervendrán los empleados del centro antirrábico o de zoonosis y en circunstancias que así lo requieran, se sumará personal temporario debidamente adiestrado y con un esquema pre-exposición, siempre a cargo de personal profesional veterinario.
La fase intensiva será realizada en puestos fijos de vacunación (escuelas, ONG`s, sociedades de fomento, etc.) o casa por casa. Será precedida por una campaña informativa y de educación para la salud intensiva.
En la fase permanente se vacunará en el Centro de Zoonosis y se reforzarán aquellas áreas en que el porcentaje de cobertura haya resultado bajo, definiendo la modalidad en puestos fijos o casa por casa.

Técnica de vacunación antirrábica en animales
Antes de aplicar la vacuna sistemáticamente deberá comprobarse:
1) Vigencia del producto, revisando la fecha de caducidad del mismo.
2) Conservación adecuada: en refrigeración entre 4 y 8 ºC o según las indicaciones del laboratorio elaborador.
3) Para la aplicación del biológico se seguirán escrupulosamente las medidas de asepsia y antisepsia: lavado de manos, utilización de agujas y jeringas estériles, limpieza con algodón del frasco y de la zona anatómica a inyectar, etc.
4) Una vez que se ha limpiado el frasco, se extrae la dosis requerida, según indique el laboratorio productor. Una vez extraído el biológico se eliminará el aire residual quedando la jeringa cargada y lista para aplicar el producto.
5) Es recomendable inmovilizar al animal colocándole un bozal o en su defecto una tira o cuerda, para luego sujetarlo correctamente con una correa. También se aconseja que la persona que traiga y sujete al animal sea mayor de edad. Esto asegura una mejor contención y minimiza la posibilidad de mordeduras.
6) Una vez embozalado el vacunador limpia con algodón la región de la parrilla costal para la aplicación de la vacuna.
7) Una vez limpiada la zona se aplica el biológico verificando que no se haya lesionado un vaso sanguíneo (extrayendo ligeramente el émbolo), si aparece sangre se retira la aguja y se aplica en otro punto.

VACUNAR CONTRA LA RABIA ES OBLIGATORIO Y CONTRIBUYE AL CONTROL DE UNA ENFERMEDAD DE ALTO RIESGO Y TASA DE MORTALIDAD EN HUMANOS Y ANIMALES, NO DEJES DE VACUNAR A TU MASCOTA!

   

Compartir:

También te puede gustar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat